El Consejo Técnico de Humanidades es la autoridad universitaria encargada de impulsar, coordinar y evaluar la investigación humanística en la Universidad, en este ordenamiento encontramos la Naturaleza e Integración del Consejo; de sus atribuciones, funcionamiento; así como la forma en que se realizarán sus elecciones e Instalación del Consejo.

 



ORGANIZACIÓN GENERAL DE LA UNAM

CONSEJO TÉCNICO DE HUMANIDADES

REGLAMENTO INTERIOR DEL CONSEJO TÉCNICO DE HUMANIDADES

CAPÍTULO I
De la Naturaleza e Integración del Consejo

SECCIÓN 1a.
De la Naturaleza

Artículo 1o.- El Consejo Técnico de Humanidades es la autoridad universitaria encargada de impulsar, coordinar y evaluar la investigación humanística en la Universidad.

SECCIÓN 2a.
De la Integración

Artículo 2o.- El Consejo Técnico de Humanidades estará integrado por:

I. El Coordinador de Humanidades, quien lo presidirá;

II. El Director de la Facultad de Filosofía y Letras;

III. Los directores de los institutos y centros de humanidades citados en el Estatuto General, a quienes en adelante se les denominará consejeros-directores;

IV. Un consejero representante de los investigadores de cada uno de los institutos y centros del área, a quienes en adelante se les denominará consejeros-representantes. Dicho consejero contará, para el caso de ausencia, con un suplente denominado consejero-representante suplente, y

V. Dos consejeros representantes de los técnicos académicos electos por todos los institutos y centros del área, a quienes en adelante se les denominará consejeros-representantes. Dichos consejeros contarán, para el caso de ausencia, con dos suplentes denominados consejeros-representantes suplentes.

Cuando alguno de los consejeros-directores de los institutos o centros, el Director de la Facultad de Filosofía y Letras o los consejeros-representantes de los investigadores o técnicos académicos, no asistan a una sesión, lo harán en su representación los secretarios académicos o el Secretario General, o los consejeros-representantes suplentes. En el caso de los secretarios académicos o del Secretario General, tendrán voz, pero no voto.

Los consejeros-representantes suplentes no podrán asistir a las sesiones del Consejo Técnico cuando concurra el consejero- representante propietario. 

En caso de ausencia del Presidente, el consejero-director con mayor antigüedad en el cargo lo suplirá en las sesiones del Consejo.


CAPÍTULO II
De las Elecciones e Instalación del Consejo

SECCIÓN 1a.
De las Elecciones Ordinarias

Artículo 3o.- Para ser consejero-representante de los investigadores y técnicos académicos adscritos a los institutos y centros comprendidos en el Consejo Técnico de Humanidades se requiere:

I. Ser investigador o técnico académico definitivo, con al menos seis años de antigüedad en la entidad de adscripción al día de la elección, salvo que dicha entidad sea de reciente creación, en cuyo caso la antigüedad se computará desde el ingreso a la Universidad.

II. Haber cumplido con sus programas de trabajo; 

III. No ocupar ni percibir remuneraciones por plaza o asignación en el desempeño de un cargo de carácter académico-administrativo o administrativo en la Universidad al momento de ser electo, ni durante su desempeño del cargo; 

IV. No pertenecer a ninguna comisión dictaminadora o evaluadora de entidades pertenecientes a este Consejo Técnico, durante el desempeño de su encargo, y 

V. No haber sido sancionado por incurrir en alguna de las causas graves de responsabilidad que establece la Legislación Universitaria. 

Los consejeros-representantes que hayan resultado electos durarán en el cargo cuatro años y no podrán ser reelectos para el periodo inmediato. Cesarán en el ejercicio del cargo cuando dejen de cumplir algunos de los requisitos previstos.

Artículo 4o.- (Modificado en la sesión del Consejo Universitario del 5 de julio de 2005, publicado en Gaceta UNAM el 1 de agosto del mismo año, como sigue):

Artículo 4o.- Para ser consejero-representante del personal académico adscrito a los institutos comprendidos en el Consejo Técnico de Humanidades se requiere:

I. Se deroga;

II. Ser investigador definitivo en el instituto;

III. Haber cumplido con sus programas de trabajo;

IV. No ocupar ni percibir remuneraciones por plaza o asignación en el desempeño de un cargo de carácter académico-administrativo o administrativo en la Universidad al momento de ser electo, ni durante su desempeño del cargo;

V. No pertenecer a ninguna comisión dictaminadora de institutos o centros del área durante el desempeño de su encargo; y

VI. No haber sido sancionado por incurrir en alguna de las causas graves de responsabilidad que establece la Legislación Universitaria.

Para ser representante-invitado es necesario reunir los requisitos establecidos en las fracciones II a VI antes citadas.

Los consejeros-representantes y los representantes-invitados que hayan resultado electos durarán en el cargo tres años y no podrán ser reelectos para el periodo inmediato. Cesarán en el ejercicio del cargo cuando dejen de llenar algunos de los requisitos previstos. Ninguno podrá representar, simultáneamente, a dos dependencias ante el Consejo Técnico de Humanidades.

Artículo 5o.- Los consejeros-representantes y los representantes-invitados serán electos mediante votación libre, directa, secreta y por mayoría de votos.

Artículo 6o.- En la elección de los consejeros-representantes y de los representantes-invitados tendrán derecho a votar todos los miembros del personal académico adscrito al instituto o centro respectivo, que tengan cuando menos dos años de antigüedad en su dependencia.

Artículo 7o.- El reglamento interno de los institutos y centros detallará el procedimiento aplicable a esta elección, conforme a las siguientes bases:

1a. El consejo interno de cada instituto o centro emitirá la convocatoria para la elección, cuando menos 15 días hábiles antes de la misma.

2a. La convocatoria deberá señalar:

a) Los requisitos que deben reunir los candidatos;

b) La lista, numerada y en orden alfabético, de los investigadores definitivos que reúnan tales requisitos, aun si están disfrutando de año sabático, comisión académica o licencias de las que no suspenden la antigüedad, según el artículo 100 del Estatuto del Personal Académico, o si se encuentran adscritos temporalmente a otra dependencia, siempre que hayan manifestado por escrito su aceptación al cargo, en caso de resultar electos.

Aquellos centros que no cuenten con más de cinco investigadores definitivos podrán incluir a los técnicos académicos definitivos de la dependencia, como candidatos a representantes de su personal académico ante el Consejo Técnico de Humanidades;

c) Un listado similar del personal académico, investigadores, técnicos académicos y ayudantes de investigador, definitivos, interinos o a contrato cuyo nombramiento haya sido aprobado por el Consejo Técnico, con por lo menos dos años de antigüedad, calculados al día de la elección, en el instituto o centro de que se trate, incluyendo a aquellos que estén disfrutando de año sabático, comisión académica o licencias de las que no interrumpen la antigüedad, conforme al artículo 100 del Estatuto del Personal Académico, o que se encuentren adscritos temporalmente a otra dependencia.

En las dependencias cuya fecha de creación sea menor a dos años, la antigüedad del personal académico adscrito a ellas se computará tomando en cuenta su antigüedad académica en la Universidad;
d) Las fechas, de dos días consecutivos, y las horas hábiles, así como el lugar en que se efectuará la votación;

e) El nombre de las personas designadas para integrar la Comisión de Vigilancia y de las designadas como escrutadores o delegados.

3a. En los institutos o centros con instalaciones foráneas se instalará una urna en cada una de éstas.

4a. El consejo interno de cada instituto o centro, designará una comisión de tres miembros, la cual tendrá a su cargo la vigilancia de la elección y el cuidado de las urnas.

Igualmente designará a tres escrutadores, quienes harán el recuento de la votación.

En los institutos o centros con instalaciones foráneas, la Comisión de Vigilancia designará un delegado para cada una de ellas, quien vigilará la elección, tendrá a su cuidado la urna y efectuará el escrutinio de los votos.

Los miembros de la Comisión de Vigilancia, los escrutadores y los delegados en su caso, se designarán de entre el personal académico que no reúna los requisitos de elegibilidad.