1.- Evaluaciones académicas. Derecho de revisión.

En marzo de 2003, la Defensoría recibió escrito de queja de un estudiante refiriendo probables violaciones a los Derechos Universitarios por parte de un miembro del Personal Académico, en virtud de haber destruido su examen ordinario escrito por carecer de firma éste. La queja se radicó en la Defensoría y se solicitó a la Autoridad responsable, la información relativa al asunto, del análisis de la documentación remitida, así como de la investigación realizada, se comprobó la existencia de actos que produjeron violaciones a los Derechos Universitarios del agraviado, derivados del incumplimiento del derecho contemplado en el artículo 2º del Reglamento General de Exámenes, que precisa entre otras obligaciones de los miembros del Personal Académico, la de estimar la capacitación de los Estudiantes mediante exámenes ordinarios.

Por lo mismo, se emitió Recomendación en el sentido de nombrar un sinodal para examinar nuevamente al estudiante, debido a que la afectación propiciada por la actuación del miembro del Personal Académico, de destrucción del examen, sólo se puede subsanar mediante la aplicación de otro, por distinta Autoridad, lo que garantiza imparcialidad en el acto. Es de hacer notar que esta Recomendación fue acatada.

2.- Concurso de Oposición. Equivalencias.

En abril de 2003, mediante escrito de queja, se solicitó la intervención de la Defensoría por parte de un miembro del Personal Académico que habiendo participado en un concurso de oposición, argumentó la violación a su Derecho Universitario por parte del Consejo Técnico, que determinó “evitar cualquier tipo de equivalencia”. Del informe rendido por la Autoridad, mas los elementos probatorios aportados por ambas partes, esta Defensoría comprobó la existencia de violación al derecho tutelado en el artículo 42 del Estatuto del Personal Académico, que se refiere al ingreso de los profesores a la categoría de Profesor o Investigador Titular nivel “A”, cubriendo los requisitos de tener título de Doctor o los conocimientos y la experiencia equivalentes.

En ese tenor, este órgano universitario resolvió emitir la consecuente Recomendación en el sentido de proponer la reposición del procedimiento por parte del H. Consejo Técnico, lo cual se llevó a cabo y la Recomendación fue acatada.

3.- Medidas Disciplinarias. Derecho a un procedimiento justo.

También en el mes de abril de 2003, acudió ante la Defensoría un miembro del Personal Académico, refiriendo la presunta violación a su Derecho Universitario por habérsele impuesto dos extrañamientos sin agotar el procedimiento que para el efecto debe aplicar. Del análisis del informe solicitado y de la documentación recabada, así como de la investigación realizada por este órgano universitario, se concluyó que en el presente caso se acreditaron actos que violan los Derechos Universitarios del quejoso, por trasgresión del ordenamiento universitario, en lo dispuesto por el artículo 110 del Estatuto del Personal Académico, que señala el procedimiento que deberá seguirse cuando se considere que un miembro del Personal Académico ha incurrido en alguna causa de sanción.

Por lo anterior, la Defensoría recomendó dejar sin efecto los extrañamientos impuestos al Académico como medida disciplinaria, sugiriendo la reposición del procedimiento establecido en el mencionado artículo. Es de hacer notar que esta Recomendación fue acatada.

4.- Causas de responsabilidad. Derecho al respeto entre integrantes de la Comunidad Universitaria.

Durante el mes de mayo se recibió en éste Órgano universitario, queja de un grupo de estudiantes, mencionando la probable violación a su Derecho Universitario por agresiones cometidas contra ellos por un miembro del Personal Académico, como insultos y amenazas. De la información solicitada, así como de aquella aportada por las partes, además de la investigación subsecuente, esta Defensoría determinó la existencia de actos que contravienen la obligación contenida en el artículo 95 fracción VI del Estatuto General, que señala como causas especialmente graves de responsabilidad, los actos contrarios a la moral y al respeto que entre sí se deben los miembros de la Comunidad Universitaria.

En virtud de lo anterior, se formuló una Recomendación en el sentido de llevar a cabo investigación. Es de hacer notar que la misma se acató.